Seguínos en:
Emprendimientos

Se enfocó en la gastronomía

Encontró en la fotografía culinaria una veta de negocio y hoy la contratan grandes marcas

Es venezolana, conoció Rosario en 2009 y no se fue más. Tiene su propio estudio dedicado al "foodstyling". 

Venezolana de origen, la fotógrafa Andrea Salerno Jácome llegó Rosario en 2009 invitada a participar de un festival y no se fue más. Montó su propio estudio y encontró en la fotografía culinaria una veta de negocio que la llevó hoy a trabajar con grandes marcas y agencias nacionales e internacionales.  

 

Primero incursionó en la fotografía documental y con el tiempo posó su lente en el estudio de las diferentes culturas. Así fue que decidió dedicarse a contar historias a través de la comida, especializándose en la fotografía gastronómica. Sus clientes varían y van desde bares, restaurantes hasta marcas alimenticias. “Cada comida tiene su secreto, es por eso que encuentro tan apasionante esta profesión, con cada producto es un nuevo desafío”, describió la joven emprendedora.



Andrea estudió foodstyling con Marcela Lovegrove, pionera en este rubro en Latinoamérica con más de 40 años de trayectoria en materia culinaria. “El foodstyling es fundamental a la hora de comenzar con un encargo fotográfico, el armado de las escenas y la manipulación de los productos para que sean correctamente estéticos. Hay que pensar en cocinar para fotografiar y no cocinar para comer. Por ejemplo; un cono de helado mordido se logra usando una herramienta para que sea una apariencia, ya que si lo muerdo, se desarmaría completamente”, explicó Jácome.

 

“Muchas empresas o pymes desconocen que este tipo de trabajos sumamente profesionales se llevan a cabo en la ciudad de Rosario, y muchas veces recurren a contratar grupos de fotografía gastronómica de la ciudad de Buenos Aires, es importante que se conozca que fuera de Capital también hay estudios con gente capacitada que se dedican a este rubro”.

 

Además de realizar las propuestas de imágenes para sus clientes, Andrea Salerno Jácome tiene algunos proyectos personales que se encuentran en su página web y en sus redes sociales. En los cuales se encuentra la búsqueda artística, la historia detrás de los platos y cócteles típicos de cada cultura y un gran número de recetas para sus seguidores.


“Siempre trabajo con algunos colegas a las hora de la producción, que me ayudan a preparar los sets y los props. Los props son el contenido de las imágenes que no son el producto, como ejemplo; el fondo, algunos accesorios, como tazas, cubiertos o manteles. Siempre busco de rodearme de personas que sepan de fotografía o de gastronomía. Mientras que en la preproducción, la toma de fotos, las postproducción y en los retoques me gusta darle forma yo misma, lo hago yo personalmente, no delego esta parte del trabajo a mis compañeros”, contó la fotógrafa culinaria sobre su forma de proceder ante cada trabajo.

 

13.09.2018 06:00 | Fuente: Punto biz