Seguínos en:
Agroindustria

Por la falta de poroto a raíz de la seca

Vicentín ahora también empieza a importar fuerte soja brasilera

(Mariano Galíndez) En abril fue noticia porque trajo granos de EE.UU. Arriba en breve barco con que por primera vez llegará desde Brasil por el mar.

En abril se conoció que por primera vez en 20 años Argentina tuvo que importar poroto de soja de los Estados Unidos para procesar en el país a raíz de la falta de granos producidos por la fuerte sequía que sacudió al campo. Vicentín, la aceitera santafesina, fue la principal protagonista de la operación, que se concretó en julio con el primer arribo de un barco de 30 mil toneladas y esa sola firma ya trajo en torno a 1M de toneladas. Su activismo en importación se debe a que además de sus abastecer a sus plantas de San Lorenzo, Ricardone y Avellaneda debe originar mercadería para la planta de Renova, que es la que tiene la mayor capacidad de procesamiento del mundo. La novedad es que ahora Vicentín también empezó a importar  con regularidad soja de Brasil. Y, en un hecho inédito para la logística regional, hoy llegará a su puerto de San Lorenzo un barco cargado de poroto brasilero subiendo por el río Paraná y no bajando con barcazas por la hidrovía.

 

En efecto, la importación de soja paraguaya para procesarla en el país es una práctica usual de las aceiteras (sólo interrumpida en buena parte del ciclo kirchnerista) que la bajan por barcazas hasta el polo de crushing del Gran Rosario. Por el contrario, las compras de soja brasilera siempre fueron operaciones muy puntuales. Pero por la necesidad que tienen las plantas de compensar la falta de soja local, este año aumentó la importación de soja brasilera. El Indec constató en marzo que fue el 4% de la soja importada siendo el 96% poroto que llegó de tierras paraguayas. Y Vicentín vuelve a ser la protagonista de las operaciones de importación con tres despachos traídos en las últimas semanas.

 

“Estamos concretando la tercera operación de importación de soja de Brasil y ya superamos las 100 mil toneladas. Pero la novedad es que en esta ocasión a raíz de la bajante no la traemos por la hidrovía sino que sale de los puertos oceánicos de Brasil y llega a la Argentina subiendo por el río Paraná, que es algo inédito”, le contó a punto biz Gustavo Nardelli, director de Logística del grupo Vicentín.

 

El último es un embarque de poroto brasilero que llegará en las próximas horas al puerto de la empresa en San Lorenzo. “Por la bajante del río se está iniciando lo que se conoce como proceso de alije en la zona de General Lagos, que consta en pasar algo de la carga del barco a una barcaza para que no tenga problemas en pasar por un paso crítico y así pueda llegar sin problemas a San Lorenzo”, agregó Nardelli.

 

“Que se puedan concretar importaciones, tanto las de los Estados Unidos como una oceánica desde Brasil es otra muestra de la eficiencia del polo aceitero regional. Y en ese marco Vicentín tiene una logística muy agresiva. A finales de los 90 habíamos traído 300 mil toneladas de los Estados Unidos y este año ya importamos 1 M de toneladas de soja de los Estados Unidos y ahora le sumamos Brasil”, resaltó el director de logística del grupo.

 

Por la fuerte sequía, que se llevó puesta buena parte de la cosecha de soja argentina, la soja importada este año, según cálculos del Indec, será récord con algo más de 5M de toneladas y representará en torno al 20% del crushing local cuando históricamente no supera el 4%

 

09.08.2018 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)