Seguínos en:
Judiciales

Tribunal de ética

El Colegio de Corredores suspendió 10 inmobiliarias y canceló 2 matrículas

La entidad puso sobre la mesa los números de lo actuado en los últimos años. Hay dos casos que son los más importantes.

El Tribunal de Ética del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Rosario presentó, desde que se formó, una denuncia cada 20 días. Así, en los siete años de la institución son 101 denuncias las que tuvieron tratamiento, de las cuales 84 fueron admitidas y sólo 17 terminaron desestimadas.

Así lo comunicó ayer oficialmente la entidad que presentó públicamente un informe donde resume lo actuado por el Tribunal, que hoy cuenta con dos salas de seis jueces que trabajan ad honorem. De allí se desprende que de esas 84 denuncias que fueron admitidas, hay 20 en trámite, 25 fueron absueltos, hubo 37 sanciones y dos que terminaron en probation.

Asimismo, de esas 37 sanciones hubo 12 apercibimientos (uno de los cuales fue apelado por el denunciado), se aplicaron 13 multas (una sola fue apelada), hubo 10 suspensiones de matrículas y dos cancelaciones. 

Las suspensiones implican el impedimento de ejercer el corretaje inmobiliario por 18 meses y puede derivar en la cancelación si se vuelve a repetir la falta. De las 10 que fueron dictadas por el Tribunal, siete fueron contra la cadena internacional Re/Max, la cual apeló todos los casos.

De hecho, hoy esta situación se define en la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe. “Hay que destacar que las sentencias del Tribunal de Etica fueron confirmadas por 14 jueces en todas las instancias y como la empresa apeló ahora lo define la Corte”, recordó el presidente del Colegio, Julio Farah en diálogo con punto biz.

En tanto, de las dos canelaciones el caso más emblemático es el de Porta Inmobiliaria, quien pese a tener la matrícula cancelada seguía ejerciendo la profesión. Esto derivó en que el Colegio hiciera una denuncia penal y este martes la Justicia se expidió: “Decidió dejar en suspenso la condena a condición de que Pablo Porta no cometa ningún otro delito”, contó Farah.

Las denuncias que pesaban en su contra eran variadas: desde retener fondos indebidamente, cobrar impuestos a inquilinos que luego no pagaba, hasta transferir propiedades que no eran propias. 

Si bien algunas inmobiliarias con su marca cerraron sus puertas (previa clausura del municipio) hay otras que continúan abiertas. Según explicó el profesional al frente del Colegio, esto se debe a que es el padre del denunciado quien está al frente.

01.06.2018 05:03 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (1)