Seguínos en:
Emprendimientos

Se ponen la gorra

Tienen 22 y usaron la cabeza para armar un negocio mientras cursan la facu

Sin descuidar los estudios se la jugaron para dar sus primeros pasos en el mundo laboral. 

Tomás Miño (22) y Franco Lagorio (22) cursan la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), y en paralelo se les ocurrió iniciar un negocio para dar sus primeros pasos en el mundo laboral de manera independiente. Después de barajar la idea de producir cerveza, donde se encontraron con un mercado claramente saturado, se decidieron por el rubro indumentaria y lanzaron Lloyd HeadWear, su propia marca de gorras.

 

Con sólo unas cuantas ideas en la cabeza y en poco más de cuatro meses, los emprendedores se encargaron de diagramar el negocio, establecer los contactos, diseñar las gorras y montar una mínima estructura de ventas, que ya realiza envíos a todo el país y, según aseguran, recibe solicitudes incluso del exterior.

 

“Las gorras son fabricadas en el exterior, nosotros las adquirimos de un importador de Buenos Aires y las diseñamos, bordamos y comercializamos”, explica a Punto biz Tomás, quien se encarga del área artística y diseño. “Por ahora tenemos cuatro diseños y estamos trabajando sobre un quinto, pero la idea es seguir sumando más modelos con el tiempo, teniendo en cuenta la recepción y preferencias del mercado”, argumenta.

 

Como formato original, Lloyd venderá sus productos principalmente a través del comercio electrónico, desde su cuenta oficial en Instagram, y dónde confían captar a su público específico. Al mismo tiempo, los emprendedores se pusieron en contacto con distintos locales del centro de Rosario para tener también algunos puntos de venta físicos, acuerdos que esperan cerrar en las próximas semanas.

 

“Hicimos una primera tanda de prueba en la que producimos cerca de 60 gorras y en dos semanas las vendimos casi todas, aunque notamos cierta tendencia hacia dos de los modelos que son los de mayor diseño. La idea era justamente que los primeros modelos sean más bien distintos entre sí para ver cuáles eran los más solicitados y a partir de eso seguir”, comenta Franco, encargado de la parte de comercialización y marketing.

 

Con un precio que ronda entre los $350 y $400 , las gorras Lloyd buscan hacerse un lugar en el mercado rosarino y son un ejemplo de que, sin importar la edad, las ganas de emprender pueden ser el único incentivo necesario para poner en marcha un negocio.

 

16.05.2018 07:00 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)