Seguínos en:
Emprendimientos

Apostó a los cosméticos

Pasó del laboratorio a administrar su propio negocio 100% natural

Estudió Ingeniería Química, y decidió aplicar su formación al desarrollo de un novedoso emprendimiento.

Alejandra es egresada universitaria. Cursó durante largos años la carrera de Ingeniería Química en la Universidad Nacional de Litoral en Santa Fe hasta convertirse en una profesional. Pero a la hora saltar al campo laboral, Alejandra cambió el laboratorio por un cuaderno de proyectos. Cuando terminó su beca doctoral, la joven santafesina de 34 años, comenzó a tejer un camino a su justa medida y se volcó a la producción artesanal de cosméticos. 

 

“Empecé a ver los productos que usaba, y me di cuenta que podía hacerlo yo misma. Tenía que cumplir ciertos requisitos, investigar más, construir una marca y realizar procesos de habilitación de los productos”, explicó Alejandra Nieva, ganadora de la 1ª Competencia de planes de comunicación para emprendedores, organizada entre el gobierno provincial y la revista punto biz.

 

El primer producto de “Ecoelemental” -tal es el nombre del proyecto- es un jabón 100 por ciento vegetal, elaborado con aceite de oliva orgánico certificado, libre de gluten, por lo que es apto para celíacos, apto para veganos, libre en derivados de petróleo y animales. Este producto va acompañado de un kit denominado sustentable porque va acompañada de una esponja vegetal, es un producto totalmente natural proveniente de una planta que se llama lufa, el packaging de tela serigrafiado está hecho con tintas al agua que son de bajo impacto ambiental.

 

“Comencé a presentarme en ferias, me contacté con espacios de emprendedorismo. Eran productos que yo hacía en mi casa y los vendía en la feria, pero siempre mi intención estuvo en darles un rumbo debido a mi profesión, soy ingeniera química, que tiene que ver con la higiene y seguridad de los productos”, apuntó la joven emprendedora.

 

Al cabo de un tiempo, Alejandra se encontró con la primer traba: el nombre que eligió para el proyecto, Elementos, ya estaba registrado y debió cambiar sobre la marcha. Lo que parecía un escollo terminó siendo el empujón que faltaba para enfocar el emprendimiento. “Cuando quiero registrar la marca, estaba ocupado y fue entonces cuando me acomodé, dejé de elaborar artesanalmente, cerré el ciclo y el emprendimeinto tomó otro rumbo”, recordó Alejandra.


A partir de allí, “Ecoelemental” empezó a recorrer escritorios para cumplir con ciertos requisitos y certificaciones, y así habilitar los productos. Hoy el proceso de elaboración se terceriza y deriva a laboratorios habilitados para su producción en Buenos Aires. “Comencé a elaborar mis propios productos en casa y me di cuenta que podían tener una veta comercial. Por eso, yo tengo la marca, las fórmulas y encargo la producción afuera” , apuntó la emprendedora.

 

 

06.12.2017 05:00 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)