Seguínos en:
Emprendimientos

Un \"eco\" robot

Con tapitas y botellas en desuso crearon un juguete sustentable

Se llama Bo-Tito y se vende tanto armado como con las instrucciones para que los chicos pasen por el proceso creativo.

Inculcar el reciclaje y la sustentabilidad en los más jóvenes sigue siendo un desafío para las generaciones mayores. No es fácil encontrar formas en las cuales enseñar a los niños sobre el consumo responsable sin que se aburran, formas que despierten su curiosidad e interés. Para un grupo de diseñadores, la solución tiene que ver con el juego y la creatividad: así nació Bo-Tito​, uno de los emprendimientos seleccionados en la 1ra Competencia de Planes de Comunicación para Emprendedores.

 

Bo-Tito es un juguete con forma de robot hecho a base de residuos sólidos plásticos de todos los días, como botellas o tapitas. “Parte del concepto es que los residuos no estén deformados, para que el niño pueda notar fácilmente que está hecho con un objeto cotidiano”, cuenta el diseñador José María Rodríguez a punto biz.

 

Todos los “ecoguardianes” se construyen siguiendo tres ejes: no usan armas, todos tienen rostros amigables y están construidos con residuos cotidianos. Además, se venden ya armados, como objeto de juego y decoración, o para armar, con un instructivo para ayudar al niño a hacerlo con sus propias manos. “El proceso del armado genera un vínculo mucho mayor con el Bo-Tito y con el reciclaje”, cuentan.

 

El robot de juguete no es la primer experiencia del equipo con la ecología. “Nuestro primer proyecto empezó hace 10 años, cuando usábamos pescado y mondongo para artículos de moda. También tuvimos otro, H2Pot, en el que hacíamos macetas con botellas, que tuvimos que dar de baja porque necesitábamos máquinas importadas”, agrega Rodríguez. “Buscando posibilidades, nos contactamos con centros de reciclado y descubrimos que uno de los tipos de residuo que ocupa más espacio son los cuerpos plásticos”.

 

Hoy en día, el proyecto Bo-Tito también tiene una rama educacional. “Nos llaman de escuelas para que demos charlas o talleres sobre ecología y reciclaje. Nos gusta decir que nuestro proyecto es inclusivo desde lo social, nos han hablado cartoneros para decirnos que ellos se sienten parte también. Le decimos a los chicos: uno solo no puede hacer nada, pero cuando somos muchos podemos hacer grandes cosas. Lo mismo pasa con Bo-Tito, reciclar una sola tapita no ayuda de mucho, pero reciclando muchos objetos se puede crear algo muy lindo”.

 

14.09.2017 06:00 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)