Seguínos en:
Comercio

Relevamiento hecho en Rosario

En qué súper te sale más barato llenar el changuito

Un estudio de precios en diferentes cadenas de la ciudad revela las diferencias cuando no hay promociones.

Se puede mirar la etiqueta del producto con detenimiento o simplemente sumarlo al changuito de compras. Lo cierto es que los números demuestran, una vez más, que a la hora de comprar hay que caminar y buscar para conseguir el mejor precio.

 

Sin contar las promociones, como el 2×1, la "segunda unidad al 80%" o el "lleve 3 pague 2" que asoman en las góndolas, un mismo producto -exactamente el mismo- puede tener diferencias de hasta un 100% según la cadena de supermercados donde se compre. Así lo dejó en evidencia un relevamiento del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac).

 

 

La botella de 1,5 litros de aceite de girasol marca Cocinero se paga $45 en La Reina, y $39,60 en Carrefour, el precio más económico para este producto. Un litro de leche común Sancor sale $18,90 en La Reina y $20,95 en Coto, un 10,84% de diferencia entre el menor y el mayor valor.

 

Un paquete de galletitas de agua Express cuesta los mismos $7,19 en Carrefour y salta a los $9,99 en Coto. La Gallega lo vende a $7,66 y en La Reina cuesta 7,19 pesos.

 

Otro ejemplo: hay que agregar al changuito un jabón en polvo marca Ace. En Coto se encuentra el paquete más barato a $28,99, en Carrefour está a $30,20, La Reina lo tiene a $30,50 y en La Gallega escala a $35,00.

 

Un pote de crema de enjuague Plusbelle está a $35,00 tanto en La Reina como en La Gallega, mientras que Carrefour lo vende a $44,80 y Coto a $48,55.

 

El medio kilo de fideos mostacholes Luchetti cuestan $14,50 en Carrefour, $18,99 en Coto, $14,99 en La Reina $16,25 y La Gallega $14,99.

 

¿Y por qué?

 

Juan Vasco Martínez, director ejecutivo en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), explicó a Infobae por qué existen estas diferencias para cada producto. Y los motivos que enumera son varios. La incidencia en el costo del alquiler, las tarifas de agua y luz pueden determinar, en primer lugar, los precios diferentes entre las cadenas.

 

"El acuerdo de compras con cada proveedor o la ubicación que tiene un producto en la góndola inciden en el precio final de un producto", siguió Martínez. Y también está lo que se denomina en el sector como "política de precios". ¿Esto que sería? "Como sucursal, puedo ofrecer carne muy barata para atraer a los clientes y ahí perder rentabilidad, que se compensa con otros productos".

 

Para Barrera además, los acuerdos con proveedores no inciden tanto para las grandes cadenas de supermercados, ya que llegan a "acuerdos grandes" para todas sus sucursales.

 

16.06.2017 11:53 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)