Seguínos en:
Agromercados

El Derecho de Registro, ingreso clave de la entidades

Las Bolsas se enfrentarán en la Justicia por el cobro de operaciones

Por Mariano Galíndez. Buenos Aires anunció que reclamará en la Justicia una ley que beneficia a Rosario y Santa Fe. Hay mucha plata en juego. 

Las Bolsas de Cereales de país llevan a la Justicia la puja que se desató entre ellas por el cobro de la registración de compra-venta de granos, una de las principales fuentes de ingresos que tienen esas entidades bursátiles. Es más,  salvo para las Bolsas de Rosario, Córdoba y Santa Fe -que cuentan con Cámaras Arbitrales y laboratorios propios que cobran por el análisis de las muestras- se trata de, por lejos, la principal fuente de ingresos.

 

Las compras de granos se registran en una Bolsa para tener un caparazón institucional que, por ejemplo, les genere instancias de resolución de posibles diferendos a través de sus Cámaras Arbitrales. Al registrarse la operación en Bolsa, la entidad actúa como agente de recaudación del impuesto a los Sellos correspondiente a la provincia dónde se concretó la operación.

 

Las diferencias estallaron cuando la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca detectó una drástica caída de sus registros de contratos porque la legislación de la provincia de Buenos Aires la obliga a cobrar impuesto de Sellos con la alícuota de 10,5%o mientras que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires -al ganar en la Corte Suprema el juicio que mantenía con el gobierno de esa provincia- logró que le reconozcan percibir la alícuota reducida del 7,5%o.

 

Lógicamente esa diferencia le da una enorme ventaja sobre Bahía Blanca, con quien compite territorialmente, para atraer a que más operaciones se registren en su casa. Y como parte de su estrategia para recuperar operaciones, empezó a registrar operaciones que tributan en Santa Fe con alícuota reducida para Sellos. Además, por su parte, la Bolsa de Comercio de Bahía Blanca (una SA que preside Carlos Arecco) había empezado a recaudar con alícuota reducida en Sellos al registrar contratos para obras y servicios públicos.

 

Luego de un activo lobby bursátil, las dos Bolsas santafesinas lograron que se modificara la Ley Impositiva, y en el Boletín Oficial de marzo pasado se publicó que solo las dos Bolsas de la provincia pueden recaudar impuesto de Sellos a alícuota reducida (0,5%o) en tanto que si otra Bolsa registra un contrato de granos que debe tributar el impuesto de Santa Fe debe cobrar la alícuota general (1%o).

 

Pero aún hubo otra sorpresa para los santafesinos. Es que durante todo el proceso para el cambio legislativo se enteraron de que además de la Bolsa de Bahía Blanca, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires también venía registrando contratos gravados por impuesto de sellos de Santa Fe y estaban cobrando la alícuota del 0,5%o sacándole así registros de operaciones a las entidades provinciales.

 

Cuando las Bolsas bonaerenses se anoticiaron de la modificación de la Ley Impositiva de Santa Fe (que restringe la alícuota reducida a las dos Bolsas de la Provincia) pusieron el grito en el cielo y dijeron que se trataba de una competencia desleal.

 

Fue así que en la última reunión interbolsas –que se realizó hace dos semanas en capital federal- la Bolsa de Buenos Aires anunció que iniciará acción judicial contra la nueva ley Impositiva, por inconstitucional, al discriminar entre las Bolsas. Ante la avanzada, las Bolsas santafesinas manifestaron que el cambio impositivo no era discriminatorio dado que casi todas las legislaciones provinciales otorgan ese beneficio a las Bolsas de su jurisdicción (Córdoba, Entre Ríos, Chaco, Buenos Aires). 

 

15.05.2017 06:00 | Fuente: Mariano Galindez (punto biz)