Seguínos en:
Liderazgo

Inteligencia emocional

¿Por qué ningún empleado infeliz llega a ser CEO?

Comenzaremos con un concepto esbozado de cómo los estados de ánimo y las emociones que los predisponen determinan de manera casi sistemática no sólo la relación con los pares sino también el logro de metas y objetivos trazados

Podemos resumir entonces que el miedo, la ira, bronca, tristeza, frustración, rencor, orgullo y avaricia son las emociones que van carcomiendo paulatinamente las emociones positivas, tales como el entusiasmo, la confianza, el amor, la alegría, la generosidad, el desapego o la integridad, que son las que nos hacen triunfar y nos conducen a un estado de plenitud y felicidad.

Pautas para aplicar y utilizar la Inteligencia emocional

1. Ser honesto con uno mismo

No hay peor obstáculo en el camino que mentirse a uno mismo. Culpar y responsabilizar a las demás personas o a la sociedad no es más que una mera forma de esquivar el verdadero rol que cumplimos en las situaciones.

Creer y depositar en el afuera las desgracias o las derrotas fomentan la frustración, y se instauran en la mente un conjunto de creencias nocivas que luego en un futuro se volverán a implementar de manera casi inconsciente.

2. Comprender y rodearse de personas de diferentes ámbitos

Los estilos de vida sectarios , los estereotipos y los prejuicios no son más que un fantasma camuflado del miedo a ser aceptado o a pertenecer . Desde pequeños se nos ha inculcado ciertos patrones de conducta que tienen a relacionarse sólo con personas que compartir algún aspecto cultural en común. Pero esta práctica lejos de beneficiarnos lo único que logra es cerrar la mente a nuevas experiencias y a conocer en profundidad al otro.

3. La persistencia, esa increíble cualidad

No triunfa quien tiene un gran día o talento, sino quien sigue intentando cuando varias puertas se han cerrado en el pasado. La voluntad y determinación que genera no darse por rendido y no acatar como una tabla sagrada las imposiciones que la sociedad ha depositado en nosotros logran con el paso del tiempo revertir cualquier traspié y conseguir el esperado logro.

No se aprende a hablar, caminar, andar en bici o leer de un día para otro, como tampoco se recibe de ingeniero, médico o abogado quien tiene la capacidad cognitiva para rendir materias sino aquel que todos los días tiene el hábito de ir a la facultad, no demorarse en los tiempos, balancear con diversión su vida personal y persistir en el intento de la meta propuesta.

4. La felicidad en el camino y no en la cima

“La felicidad es efímera” – dicen muchos. “Son sólo pequeños momentos de la vida” – rezan otros. Lo cierto es que existen tantas definiciones como autores y pensadores hayan dedicado su tiempo en reflexionar sobre esta esquiva emoción.

La felicidad no es en sí mismo un sentimiento que se pueda sentir de manera única sino que para lograr un estado feliz hacen falta variables que estén en sintonía, como sentirse conforme y satisfecho con uno mismo , dejar atrás los dolores del pasado, tener aspiraciones de futuro, dar sin esperar recompensas, formar relaciones de amor , y dedicarse a lo que verdaderamente genere pasión y entusiasmo.

Dicho de esta manera pareciera escaparse aún más la tan preciada felicidad, pero si logramos comprender que sólo dando el primer paso y estando en el camino que nos lleve a nuestros deseos ya se comienza a sentir felicidad de inmediato sin la necesidad de grandes hazañas o logros, no la veremos tan lejana.

21.08.2015 09:06 | Fuente: Don Web

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)