Seguínos en:
Construcción

23.02.2017 11:57 | Fuente:

La europea sigue ganando licitaciones

Constructora con los pelos de punta porque firma española le debe millones

Las quejas surgen por certificados impactos vencidos en septiembre. Mientras, el Gobierno le dio dos proyectos por $1.728 M.

 

La construcción de la central termoeléctrica de Timbúes vuelve a generar conflicto entre la empresa de capitales españoles Duro Felguera -adjudicataria del proyecto- y la firma sanlorencina Brayco -integrante de la UTE encargada de la obra civil-. La europea no paga los certificados desde septiembre de 2016, lo que llevó a la constructora a dejar el obrador en diciembre. La pelea levantó temperatura en los últimos días, cuando se conoció que el gobierno nacional le otorgó a Duro Felguera dos nuevas concesiones.

 

La ríspida relación de las empresas había tenido un punto álgido en 2015, cuando tras una extensa dilación en la cadena de pagos se paralizó la obra por completo, afectando a unos mil trabajadores. En aquella oportunidad la seccional San Lorenzo de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) salió a reclamar por las fuentes laborales, por lo que la disputa tomó estado público. Esta vez la entidad gremial no tomó la misma postura.

 

En diálogo con punto biz, uno de los responsables de Grupo Brayco Iván Brajkovic confirmó la situación, incluso mencionó que los problemas con la firma española (en este segundo capítulo) iniciaron desde principios de 2016.

 

"Implementan una estrategia de dilación en donde apuestan al cansancio. Le reclamamos cosas, pero te van corriendo los plazos, la verdad que son expertos en evasión", sostuvo Brajkovic, quien reconoció que, "con el diario del lunes, no hubiéramos retomado la obra en 2015 y hubiéramos ido a un litigio judicial".

 

La bronca de los empresarios locales recrudeció ahora porque trascendió la adjudicación a Duro Felguera por parte de Casa Rosada de dos importantes obras por un total de 1.728 millones de pesos: se trata de dos nuevos ciclos de generación eléctrica en Luján y en Matheu.

 

Según Brajkovic, la situación de Brayco no es muy distinta a la de otras compañías que hoy siguen trabajando en la central termoeléctrica. Sucede que la sanlorencina es la principal contratista, por lo que el nivel de obra en el lugar es escaso comparándolo con lo que debería ser.

 

QUÉ DICE EL GREMIO

El secretario general de Uocra San Lorenzo Carlos Vergara no trazó un panorama similar: para el sindicalista el ritmo de obra es el normal para el cronograma trazado: "Sí es cierto que hay empresas que están discutiendo diferencias salariales, pero ahí yo no me meto", expresó ante la consulta de punto biz.

 

A juicio de Vergara "es mentira" que el ritmo de obra sea menor al esperado. "Si así fuera, estaríamos tomando acciones al respecto", dijo.

 

De momento se desconoce la postura de Duro Felguera. Este medio intentó sin éxito comunicarse con la representación argentina de la firma española.

 

 

23.02.2017 11:57 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)