Seguínos en:
Entrevista

16.10.2015 16:11 | Fuente: Punto biz

Una enemiga de la arquitectura para los arquitectos

Gabriela Iglesias aborda la polémica sobre cuál debe ser el objetivo en el trabajo del arquitecto. “Hay una arquitectura para arquitectos, que uno la respeta, pero no la comparte. Estoy cansada de ver construcciones pocos funcionales en nombre de la estética”, agregó. 

Su momento de decisión fue en 1984, cuando empezó a proyectar el Paint Cliffs Residence, un complejo de la marca Luxury Collection Resort de la cadena Starwood, en Albufeira, Portugal. “Es el proyecto que me dio la llave de lo que soy ahora. Cambié el esquema de torre frente al mar por un hotel de un solo nivel que se camina como quien pasea por una ciudad, desde una disposición horizontal. Al día de hoy el complejo sigue siendo número uno en la costa lusa. Además conocí de cerca el desarrollo financiero que una obra semejante implica, algo que hasta entonces no había experimentado y a partir de allí fundé mi propia compañía”, explicó.


El nutrido background que Iglesias demuestra se traduce en el análisis agudo que hace de las propuestas de alojamiento premium en la región. “Me pasó en dos hoteles en Rosario en el último tiempo. Me terminé yendo porque me parecía inaceptable lo que cobraban en relación a la funcionalidad del edificio. El aire acondicionado me pegaba de lleno cuando estaba recostada, los enchufes a ras del suelo, o un espejo que en el baño no servía como tal porque uno se encandilaba con la disposición de las luminarias”, repartió la arquitecta sobre muchos de los emprendimientos que no respetan el equilibrio entre el factor usabilidad y los detalles estéticos. “No se trata de un fenómeno aislado en Rosario, pasa en varios sitios del mundo sobre todo en plazas que no tienen usuarios tan exigentes. Pero eso tiende a revertirse”, aclaró sobre el tema.

“Hay un acto egocéntrico del arquitecto en la hotelería en general. El profesional pone su firma a costa de la funcionalidad. Es una casa para huéspedes y no una obra de la que tenga que hablar todo el planeta”, se sincera, y agrega que en definitiva los que tienen mayor responsabilidad son los inversores quienes “terminan convocando a un diseñador por su apellido y no por su probada experiencia en la concreción de hoteles”.

ROSARIO SIEMPRE ESTUVO CERCA

Gabriela Iglesias se entusiasma cuando le toca describir los detalles de la intervención que junto a dos socias locales encaró en Rosario. “Poquísimas veces podés trabajar con una presencia formal del pasado tan fuerte como nos ocurrió en relación a los silos que reciclamos para el Puerto Norte Hotel Design. Montar un emprendimiento respetando los silos ciegos da una imagen de misterio que invita al huésped a develar qué hay dentro, y como no había que defraudarlo es que esquematizamos una planta baja con un lobby imponente, donde la luz deja de ser un hecho práctico para pasar a ser un elemento escenográfico con varias esculturas iluminadas que aportan amplitud al ambiente”, repasó 

“Cuando volví después de años a Rosario me encontré para mi satisfacción con una ciudad bien planificada desde el punto de vista urbano. El elemento que más se destacó es la apertura al río en un esquema de circulación pública continuo que respeta patrones comunes y que obedece a la necesaria orientación que el estado debe hacer sobre la inversión privada. Casualmente estoy en contacto con dos ciudades que son referentes de dicho modelo: Londres y Vancouver”, enfatizó sobre la ciudad que la vio crecer y ahora la encuentra consagrada.

 

16.10.2015 16:11 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)